El dólar fuerte inquieta a Trump en su estrategia de la guerra comercial

por | Sep 4, 2019 | Divisas

Este articulo está publicado en la siguiente página web.

© Reuters.

Por Carlos R. Cózar

Investing.com – Donald Trump está preocupado. Y no es para menos. El presidente de los Estados Unidos quiere tener todo bajo control. Si en la tarde de este martes, , durante las últimas fechas ha dejado caer, como siempre a través de Twitter, su preocupación por el momento que viven las divisas.

Recordemos que y la . Mientras, China sigue con su política de un yuan débil para seguir creciendo en exportaciones. Sus principales enemigos, por tanto, tienen una moneda débil.

Así respecto al dólar, el euro pierde más de un 4% y se sitúa en niveles por debajo del 1,10.El yuan ha caído hasta los 7,17 yuanes por dólar, su cambio más bajo en 11 años. Mientras, la libra roza el 1,21.

Atendiendo a los datos del índice manufacturero de Estados Unidos, que se ofrecieron en la tarde del martes, se comprueba que un ‘billete verde’ por las nubes no interesa a la economía de Estados Unidos. El PMI se se situó en 50,3, el nivel más bajo desde septiembre del 2009 ya que las exportaciones cayeron a niveles más bajos de la década. Además, la actividad industrial también descendió por primera vez en tres años y medio.¿Indicios de contracción?

“Este resultado es el peor registro marcado por este índice desde el mes de enero del año 2016 y desde entonces solo en otras dos ocasiones el PMI calculado por el ISM se había situado por debajo del nivel de los 50 puntos que separan el crecimiento de la contracción: en el mes de febrero de ese mismo año y luego otra vez en el mes de agosto”, señalaba Aitor Méndez, experto de IG Markets.

Este caldo de cultivo provoca que las exportaciones se frenen porque la moneda de Estados Unidos es un inconveniente para la venta de las compañías locales para poder vender sus bienes en el extranjero.

Con este panorama se maneja el escenario de que Donald Trump pueda acudir al ‘rescate’ del dólar para poder jugar con las mismas reglas. Es decir, un dólar más bajo. “Un dólar fuerte es algo que molesta a Trump, quien quiere que se bajen los tipos de interés, a medida que nos acerquemos al día 18 de septiembre, que es la próxima reunión de política monetaria de la FED, es muy probable que veamos tuits de Trump para presionar a Powell”, señala Sergio Ávila, analista de IG Makets.

En la misma línea se encuentra JP Morgan (NYSE:). Los expertos no descartan un intervencionismo monetario para que China no le gane la partida. “No es nuestro escenario base, pero no podemos descartar un giro de política para frenar la debilidad del dólar”.

A pesar de la posible treta que pueda utilizar Trump, Felipe López, analista de Self Bank, indica que “tiene parte de razón al comentar el perjuicio que le causa a EE.UU. la subida del dólar, la Reserva Federal no tiene entre sus cometidos la estabilidad de la divisa, sino una mezcla entre la estabilidad de precios y el buen funcionamiento de la economía y el mercado laboral. Mientras no vea que la subida del dólar pueda afectar a alguna de estas tres variables, no debería actuar en consecuencia”.

No obstante, el experto tilda de “preocupante” que la Fed se dejase llevar por las presiones de Donald Trump puesto que el prestigio del banco central estadounidense se basa “en la independencia que ha mantenido desde que se creó”.

¿Cuáles son las implicaciones?

El analista de Self Bank arroja dos implicaciones de que el dólar esté fuerte. En primer lugar, asevera que su efecto en la bolsa americana es muy inferior al que podría producirse en otros índices que han visto variaciones fuertes en sus divisas. Como ejemplo, López mira a la bolsa británica: “Sube cuando baja la libra. En el caso del S&P500 no tiene tanta incidencia porque hablamos de un índice que logra la mayor parte de sus ventas en su mercado doméstico y por tanto sus empresas no están tan expuestas al riesgo divisa”.

Por su parte, y en el aspecto que más preocupa a Donald Trump, la guerra comercial, en Self Bank mitigan los riesgos del dólar alto a que “muchos hablan de que el aumento de aranceles deberían presionar a la alza la inflación ya que el consumidor americano deberá desembolsar más por los productos importados. Sin embargo, esta subida del dólar podría amortiguar este efecto en la inflación”.

0 comentarios

Categories